En las redes

La historia detrás de una foto viral maradoniana en la despedida del 10

La imagen similar a un viejo recuerdo del ídolo máximo se hizo conocida por Twitter. Canal 13 dialogó con los protagonistas que estuvieron presentes en el ultimo adiós a Diego Armando Maradona.
domingo, 29 de noviembre de 2020 · 19:06

"Hoy saqué esta foto en Plaza de Mayo. Y me acordé de la de Diego pibito consolando a un jugador que había perdido un partido en los Evita 73. Diego Armando Maradona, para siempre", este tweet publicó Fedérico, un argentino de los tantos que estuvo presente en la despedida del ídolo máximo. Lo que nunca imaginó es que se iba a volver viral justamente por el recuerdo que evocó.

Federico Finkelstein es un productor de TV que estaba trabajando para el Canal de la Ciudad de Buenos Aires el pasado jueves cuando se llevó a cabo el velorio del ídolo máximo argentino. "Estaba trabajando con una cámara móvil en vivo en las inmediaciones. Soy un maradoniano, sabía que no iba a poder entrar a despedirlo, entonces quise sacar fotos para guardarme y compartirla a través de mis redes", comentó a Diario 13 San Juan.

"En un momento ví a este muchacho que se ve en la imagen, él estaba sentado en la vereda y su hijo lo estaba consolando. Entonces saqué mi celular y capturé el momento exacto de la caricia que le hace el nene al padre, me pareció muy tierna la imagen y en ese instante la relacioné con aquella vieja imagen del Diego, soy admirador de toda la vida y recordé ese momento", agregó emocionado Federico.

Aquella vieja imagen de la que habla este maradoniano de 42 años es la foto donde se podía observar al pequeño Diego de Villa Fiorito. Se trata de un Maradona pequeño que fue a jugar en diciembre de 1973 a los Juegos Nacionales Evita a Embalse, Córdoba. En la foto, se puede observar un pequeño Diego que consuela a Alberto Pacheco, un jugador de Corrientes que ha quedado eliminado del torneo.

De hecho, el mismo Diego contó la historia de esa foto en su biografía: “De ese torneo también hay una foto mía que mucha gente conoce: estoy arrodillado, consolando a un muchacho más grande que lloraba. El muchacho era Alberto Pacheco, jugaba para Corrientes, que había perdido la final contra Entre Ríos. Nos habíamos hecho muy amigos porque papá, como buen correntino, los iba a ver en todos los partidos…”.

En el año 1973, un pequeño Diego consuela a Alberto Pacheco, un jugador de Corrientes que ha quedado eliminado del torneo.

En ese gesto mínimo y perdido en el tiempo, en esa mirada que comprende la tristeza del otro y la acompaña en silencio, aunque sepa que ya no hay consuelo, aquel pibe de Fiorito entendió todo. Maradona en aquel momento entendió de qué se trata el fútbol, de todo lo que genera y pueda despertar en los pibes y las pibas que lo juegan.

Pero siguiendo con esta emocionante foto tomada por Federico, las redes sociales tienen esas cosas que logran acercar a personas que quizás nunca se habían relacionado. Fue así que a través de Instagram, Luciano Pérez se comunicó con el fotografo que capturó el tierno momento. ¿Quién es Luciano? Uno de los protagonistas de esta conmovedora imagen.

“Me tembló la mesa cuando ví la imágen. La foto fue muy similar”, expresó Luciano. El papá visiblemente afectado por el fallecimiento de Diego Armando Maradona dijo que si bien él es un fotógrafo, solo fue a despedir al máximo ídolo junto a su hijo de 8 años.

"Una vez que se conoció la noticia de que Diego murió, uno de los primeros llamados que recibí fue el de mi hijo que estaba en la casa de su mama. Fue un desconsuelo terrible, quise ir a darle el ultimo adiós a Diego y darle las gracias que siempre quise darle”, aseveró Luciano. 

Luciano vive en Lanús y recibió la noticia por medio de un primo. En ese sentido mencionó que cuando se enteró de la muerte de su máximo ídolo, se le congeló la sangre. Su hijo llamado Dante Giovanni tiene apenas 8 años pero conoció todo lo que significó Maradona gracias al amor de padre que se transmite en forma de herencia.

Estar presente en la despedida de Maradona fue una montaña rusa de sensaciones, donde me pasaron por la cabeza muchos recuerdos. Creo que pasé por muchos sentimientos y estados anímicos, uno sabia que esta noticia podía llegar en cualquier momento pero nunca estás preparado”, agregó.

De hecho Luciano es un hincha de Racing que tiene 36 años, según comentó a Canal 13, se crió jugando a la pelota y tuvo la oportunidad de vivir la ultima parte de la carrera del nacido en Villa Fiorito. “Diego me marcó para siempre, me marcó a fuego, no me iba a perdonar no estar en su despedida”, declaró.

Al igual que Diego con el jugador chaqueño, en la foto se puede observar una similar imagen, en este caso un hijo consolando a su papá.

Poder compartir esto con mi hijo fue muy especial. Yo amo a Maradona desde que tengo uso de razón porque me hizo vivir momentos de alegrías que uno no se las pidió. Mi hijo fue creciendo en sus 8 años, tiene un amor por el futbol y fue conociendo a Diego gracias a todo lo que le conté de el”, amplió.

Fue por ello que decidió vivir esta experiencia junto a su hijo Dante, ya que se consideraba que era un momento histórico para compartirlo con su hijo. "Él desde su lugar y su entendimiento y yo con toda la carga emocional que tenia de recuerdos en ese instante que ingresamos a la capilla ardiente. Fueron solo segundos que pudimos ver el cajón donde descansaba Maradona y salimos", relató.

Luego manifestó que la foto donde fue capturado fue una demostración de amor de hijo a padre.  "Se me hace difícil poner en palabras lo que me provocó la imagen. Es la esencia de un niño y particularmente es el mío, creo que refleja el amor que nos tenemos”, concluyó.

Por último, los protagonistas de esta historia, tanto Luciano, el papá fotografiado, como Federico dijeron que la experiencia de haber despedido al máximo ídolo fue muy emocionante. Los dos dijeron que había gente de todos los lugares que uno pueda imaginar. "Mujeres, hombres, chicos. Todos unidos y atravesados por el mismo dolor. Pero lo que vivimos nos sirvió como un momento sanador, estabamos todos juntos por lo mismo, llorando al idolo máximo", aseveró Federico.