Pasó en Rosario

Triste final para un cartonero: murió de dos balazos en la cabeza

El joven de 20 años fue asesinado cuando caminaba con su pareja luego de comprar en un negocio por la zona.
jueves, 1 de junio de 2023 · 09:38

En las últimas horas un joven que se rebuscaba la vida siendo cartonero recibió dos balazos en su cabeza y fue asesinado brutalmente, en la madrugada del miércoles cuando caminaba con su pareja. 

Según cuenta el diario La Capital, Elías Natanel Galiano, de 20 años, vivía en una de las viviendas que rodean la canchita "Tirelli", que se ubica sobre calle Presidente Quintana. 

La madrugada de este miércoles regresaba a su hogar con su pareja, luego de haber comprado en un quiosco ubicado sobre Boulveard Oroño. En uno de los costados de la canchita del club apareció un hombre que le disparó desde atrás dos veces.

“El que lo mató estaba escondido detrás de un árbol, agazapado, y le disparó desde atrás. Le pegó dos balazos en la cabeza y lo mató”, explicó una de las familiares de Galiano.

Este miércoles al mediodía los familiares esperaban que desde el Instituto Médico Legal les entregaran el cuerpo para velarlo. Según relataron a la prensa, la víctima "no tenía broncas con nadie, al menos eso es lo que sabemos".

El lado B de la historia la contaron otros vecinos que dijeron que a la familia Galiano los conocen como los “peruanitos” y los semblantearon como “gente normal, de los que no hacen quilombos”. Un residente indicó que “se juntaron a fumar nevado (marihuana mezclada con cocaína)” en el lugar donde quedó el cuerpo agonizante del muchacho “y algo salió mal y terminó como terminó. Ahí hay testigos de lo que pasó. La policía los tiene que buscar porque estaba con una chica y otro muchacho”, indicó el vecino.

El joven murió de dos balazos que recibió en su cabeza. En tanto que los peritos recolectaron en el lugar del crimen cinco vainas servidas calibre 9 mm. El médico forense halló en el cuerpo de la víctima heridas en el antebrazo izquierdo, la nuca, la sien izquierda y el labio inferior.

(Fuente: La Capital)