Causa Eros

¿Abrazo de gol?: la esteticista y Noriega celebraron la libertad bajo fianza

La acusada Patricia Coria y su abogada defensora se mostraron con alegría tras evitar la prisión preventiva.
miércoles, 11 de mayo de 2022 · 12:09

En la mañana de este miércoles, Patricia Coria, dueña de la estética EROS, quedó imputada por el delito de promoción y facilitación de la prostitución, pero seguirá en libertad.  También su hija, Natalia Pablo, quedó imputada como co-autora del mismo delito. Sin embargo, las acusadas y su abogada defensora no pudieron ocultar su alegría con un abrazo tras la finalización de la audiencia.

Durante esta mañana, el juez Andrés Abelin, impuso una fianza de $200.000 para que Coria recupere su libertad y de $80.000 para su hija. Por este motivo cuando finalizó la palabra de Abelin, la acusada Patricia Coria se estrechó en un fuerte abrazo con su abogada defensora, Filomena Noriega.

Con una gran alegría de que su clienta zafara de la prisión preventiva, Noriega expresó al móvil de Canal 13 que ‘la persona acusada no es una persona para estar privada de la libertad’. En ese contexto manifestó que tanto Coria como su hija estuvieron muy angustiadas en los calabozos.

Ambas personas no están acostumbradas a estar privadas de la libertad y menos dentro de un calabozo. Anoche estaba angustiada y hoy estuvo más tranquila declarando porque yo le transmití que brinde su testimonio con tranquilidad’, aseveró la letrada.

Además indicó que ‘Coria nunca ha promovido ni facilitado la prostitución’. Por eso mismo apuntaran a conseguir el sobreseimiento de ambas acusadas. Cabe destacar que la esteticista y su hija deberán comprometerse a presentarse lunes por medio en tribunales, no podrán salir de la provincia ni del país sin autorización y no podrán tener contacto con la victima ni los testigos del caso. Para a investigación, el Juez fijó un plazo de un año.

Esto se debe a que en la audiencia de formalización, el fiscal Manuel Gálvez contó detalles de la denuncia que realizo la joven de 19 años, ex empleada del local. La chica dijo que ofrecían masajes con prácticas sexuales con las que se sentía incomoda y decidió realizar a denuncia.

Tanto Coria como su hija, hablaron en la audiencia y dieron su versión de los hechos. Ambas negaron que se realicen servicios sexuales en su estética y apuntaron contra la denunciante. Coria aseguró que antes de renunciar había tenido problemas con la chica por un faltante de dinero y por problemas con los clientes. En tanto su hija, señaló a la denunciante como una persona ‘rara’ y que tenía problemas en su casa.

Sin embargo, el Ministerio Publico Fiscal, sostuvo la acusación contra las mujeres por los delitos antes mencionados. Además, indicaron que tres testigos confesaron que fueron contactadas por la hija de Patricia Coria para pedirles que declaren a favor de su madre.