MIGUEL DE LA 14

¡Ay de quien dentro de sí cobija desiertos!

La desertización es peor que la destrucción. En la destrucción es posible la reconstrucción. En cambio: la desertización es la expulsión de la memoria.
lunes, 11 de marzo de 2019 · 11:27

“El desierto crece.

¡Ay de quien dentro de sí cobija desiertos!”

– Nietzsche - “Así habló Zaratustra”

 

 

El Hombre que no se des-vela, que no procura sacarse los velos que le pone el sistema. El Hombre que sobrevive ajeno al “darse cuenta”, cobija desiertos dentro de él.

Con excepciones, los políticos que conforman el Estado, cobijan desiertos.

Lo malo es que haya excepciones, porque las excepciones son consecuencia de la regla.

Los gobiernos que ha habido y que hay, hacen de los Individuos, hombres que cobijen desiertos (hay hombres que se oponen) y estos sustituyen “los soberanos” que, dicen, tendría que haber en las democráticas democracias.

“Lo que más requiere pensarse en nuestro tiempo problemático es el hecho de que no pensamos todavía” – Heidegger

Y nuestro tiempo será problemático mientras tanto convivamos con la ignorancia - como ignorancia entendamos un cúmulo de velos que no intentamos hacer discurrir.

Con la ignorancia sin tratarla, aceptada, con la ignorancia-ignorada, llevándola a cuestas como si fuese un rasgo distintivo del carácter.

La ignorancia-ignorada es el peor enemigo del Hombre, incuba “fascismo”

                                                                               Miguel A. Montoya Jamed                                                          

Comentarios