Lo que dejó el G20

Biden relega a Rusia y se para frente a un 'gigante asiatico' empoderado

El tablero se ha modificado y el país oriental se ha posicionado en el plano global. Estados Unidos hizo una nueva lectura del escenario internacional cuyo gesto se dejó ver en la cumbre en Balí, encuentro que buscó condenar el conflicto bélico en Europa del este.
viernes, 18 de noviembre de 2022 · 22:25

Este jueves terminó la Cumbre del G20 con la idea de que cada uno de los países participantes siente su postura para darle una resolución al conflicto entre Ucrania y Rusia en Europa del este. Uno de los encuentros más destacados fue el del presidente de Estados Unidos, Joe Biden con el Presidente de la República Popular China, Xi Jinping con un gesto particular que relegó al Kremlin como la competencia más acérrima de Norteamérica en el plano global.

El especialista en relaciones internacionales, Mauricio Nuñez analizó el segundo encuentro de estos lideres mundiales, el primero fue en 2017 cuando Biden era vicepresidente de Barack Obama. “La reunión iba a estar apoyada en lo que tuviera por resultado EEUU en las pasadas elecciones, le ha ido dentro de todo bien, se ha podido parar frente a la otra potencia”, expresó el entrevistado. 

Encuentro entre Joe Biden y Xi Jinping en 2017

Ambos buscaron reducir las tensiones con algunas observaciones sobre las relaciones bilaterales, sobre todo en la coyuntura del conflicto bélico en territorio ucraniano, donde ambos han tomado actitudes diferentes. “China está en una posición más neutral esperando que Rusia y Ucrania lleguen a un principio de acuerdo por si mismos. Distinto a lo que considera Estados Unidos que incluso está interviniendo directamente con el envío de amas y tropas ”, remarcó Nuñez.

De acuerdo con lo trascendido, fue Biden quien rompió el hielo, “hay una situaron de distensión por parte de Estados Unidos, aunque no sabemos hasta qué punto porque está militarizando y desplegando flotas alrededor del mar de China.  Ya no es Rusia, sino China con la potencia con la que se siente cara a cara”.

Según el entrevistado el país asiático ha asumido que para intervenir en un territorio es más útil tener el dominio de algunas variables para empoderarse: “el control estratégico de algunos recursos naturales, el control de la producción de un país consumiendo lo que produce, invirtiendo en tecnología, entre otros”, dijo y cerró, “en ese sentido la disputa que lleva a cabo Estados Unidos ahora con Rusia, no es la misma que tenían que llevaba con la Unión Soviética en la Guerra Fría", finalizó.