GRAVE PROBLEMA

Luego de 2 semanas sin agua, vecinos de Cañada Honda cortaron la ruta

La ruta 153 se vio afectada por un corte a modo de reclamo ante la falta de un elemento esencial. Por tal motivo es que hay más de un kilometro de fila de autos esperando que habiliten el paso
jueves, 23 de septiembre de 2021 · 16:42

La mañana de hoy se vio sacuda en Sarmiento por un corte en la Ruta 153 que lleva a la zona Oeste del departamento. La misma nació como una iniciativa de los vecinos ante la falta de un liquido necesario para la vida: el agua. 

Este problema viene desde hace tiempo asechando a las personas de la localidad de Cañada Honda pero desde hace concretamente dos semanas la nulidad del líquido se hizo visible. De acuerdo a lo que comentaron vecinos de la zona a DIARIO 13 SAN JUAN, esperaron e hicieron los reclamos correspondientes pero se volvió insostenible.

Una de las personas del lugar indicó "El problema del agua es de hace un tiempo ya, debido a las bajas tensiones los equipos de la planta se apagan para su protección y el agua se corta". Al mismo tiempo informó "esto demora 2 días en volver a normalizarse y tener presión". Lo peor se dio hace poco "hace una semana que se corta, la largan, se vuelve a cortar, y así".

Por tal motivo otra vecina resaltó "hace más de 5 días estamos sin el servicio". Por ellos es que tomaron la decisión de salir a la ruta y manifestarse. 

Si bien desde la Municipalidad de Sarmiento emitieron un comunicado en el que manifestaron: "Se comunica a los vecinos del distrito de Cañada Honda y alrededores, que el Área Servicios, dependiente de la Municipalidad de Sarmiento, ya se encuentran trabajando en el lugar". Al mismo tiempo aludieron a que se encontraban "esperando la solución por parte de Energía San Juan, por fallas de tensión en la planta, para restablecer cuanto antes el servicio de agua potable". Además remarcaron "no obstante, camiones sisternas ya están abasteciendo de agua, de manera provisoria, en la zona afectada". 

Este comunicado fue la punta para que los vecinos colapsaran ya que al constatar que no había gente trabajando para solucionar el problema que los aqueja, se reunieron y salieron a la calle. Allí inclusive quemaron gomas e impidieron el paso de vehículos tanto particulares como de carga que se dirigían a la zona de caleras.

También se vieron afectados docentes y demás trabajadores que no tenían conocimiento de lo que sucedía hasta que se encontraron con una espera larga para poder continuar su camino. Uno de ellos le relató a este medio que si bien entendía el reclamo de los vecinos, ellos necesitaban llegar a sus destinos laborales. 

Los últimos datos que se pudieron conocer es que Policía correspondiente a la zona y Gendarmería se hicieron presentes en el lugar para controlar que no haya daños o problemas mayores que puedan llevar a la violencia. 

 

Otras Noticias