DOLOR

'Lo dejaron morir': el desconsuelo de la madre del capataz intoxicado

María Olaya denunció que la empresa Disei abandonó a Juan Ramos tras sufrir una intoxicación con veneno en la plantación de tomates.
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 11:54

Este miércoles, falleció Juan Ramos Olaya, de 35 años, tras sufrir una intoxicación con veneno en la finca donde trabajaba plantando tomates. Su mamá, María Olaya, relató ante el Diario de Canal 13 que su hijo fue abandonado por la empresa Disei y por el sistema de salud.

Según contó la mujer, Juan era encargado de la cuadrilla y su tarea era mojar los plantines de tomate con insecticida. Como no le daban mascarillas para realizar su trabajo, el hombre terminó sufriendo una intoxicación el pasado martes y le dijeron que se retirara.

'La finca es en Calle 14 y América y la empresa solo lo trajo hasta sus oficinas en Ruta 40 y Corrientes para que se viniera a su casa en bicicleta', contó la madre, quien denuncia que hubo abandono de persona, ya que deberían haberlo asistido medicamente.

'Vino al mediodía y nos dijo que se sentía mal así que lo llevamos al centro de salud Báez Laspiur. Ahí descartaron que tuviera Covid 19 y le hicieron una radiografía donde le dijeron que tenía una intoxicación pero que volviera al otro día', agregó la mujer.

Debido a que Juan no podía respirar y transpiraba constantemente, decidieron llevarlo al hospital Rawson. 'Estaba asustado, habíamos llamado a la ambulancia pero no venía, solo vino la Policía pero ellos nos dijeron que no lo podían trasladar', detalló María.

Lamentablemente, tras pasar algunas horas en el hospital Rawson, el hombre terminó falleciendo. 'Lo hicieron pasar a la guardia, le preguntaron con qué se había intoxicado y lo dejaron sentado esperando. Lo dejaron morir, no le pusieron ni oxígeno', expresó.

Según la familia, el dueño de la empresa Disei los contactó para tener una audiencia con la madre para llegar a un arreglo. 'Yo quiero justicia, ya se han muerto otras personas en la empresa por lo mismo y ellos quedan como si no pasó nada', ratificó la madre.