VIRAL

Murió de un disparo durante asalto; su hija también falleció

La madre de dos niños perdió la vida por culpa de la ola de inseguridad que golpea al país Mexicano
miércoles, 15 de mayo de 2019 · 15:57

La vida de Milagros Montserrat, una mujer de 30 años oriunda del municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México,cambió radicalmente luego de que una tarde de febrero de este año fue víctima de un asalto en el que fue baleada por los rateros.

De acuerdo con Contra Réplica, Milagros le hizo honor a su nombre y luchó por su vida durante un mes, pues ella estaba esperando a su tercer hijo; iba a ser una niña.

Excélsior señaló que la mujer tenía siete meses de gestación y debido a las complicaciones en su salud, un grupo de médicos le practicó la cesárea, pues agonizaba en la cama de un hospital; la bebé neonata sobrevivió, pero desafortunadamente tanto ella como su mamá murieron.

El periodista de nota roja Carlos Jiménez explicó que la agresión que cambió la vida de Milagros sucedió a mediados de febrero pasado cuando ella acompañó a su mamá al Centro Histórico del Edomex para comprar algunas cosas.

Durante su regreso a casa, la madre embarazada fue víctima de un asalto a mano armada en el camión que viajaba entre los límites del Estado de México y la Ciudad de México.

Melina, madre de la occisa detalló que aquel trágico día, durante el asalto ella abrazó a su hija y la acercó a su vientre para después ‘hacerse bolita’. Segundos después, uno de los delincuentes disparó hacia arriba del camión y la bala rebotó en la cabeza de Milagros.

“Mi hija empezó a gritar cuando vio a su mamá herida, entonces el delincuente se asustó y se bajó del camión. Ya no se robó nada, solo se fue”.

Minutos después del incidente, Milagros fue llevada de urgencia a un hospital en el Estado de México y debido a la gravedad de salud, fue trasladadas a la CDMX. Ahí, los médicos le practicaron la cesárea.

El viudo de la occisa, Cesar Rosado, explicó que decidió bautizar a su bebé dentro del hospital donde permanecía en una incubadora, pues nació a los siete meses, situación que complica mucho las posibilidades de supervivencia de cualquier neonato.

Un mes después de haber llegado al mundo en violentas circunstancias, la bebé murió el 12 de marzo a causa de una complicación en sus órganos vitales.

Como si se tratara de una terrible coincidencia, tres días después de la muerte del neonato, Milagros fue intervenida dos veces para sobrevivir al impacto de bala que tenía en la cabeza, pero desafortunadamente murió en la segunda intervención.

“Mi esposa fallece el 15 de abril; primero se fue mi bebé y luego ella”

De acuerdo con Letra Roja, el ratero que asesinó a Milagros está en libertad, mientras que el viudo se hace cargo de los dos pequeños a los que su amada esposa ya no pudo cuidar por culpa de la delincuencia.

 

 

Fuente: La Neta Noticias 

Comentarios

Otras Noticias